El diseño de las oficinas tras la pandemia se asemejará al ‘coworking’, aunque con objetivos y necesidades diferentes, según los expertos

Business Insider | Adrián Francisco Varela | 21/9/2021

Los espacios de trabajo no volverán a ser iguales tras la pandemia de coronavirus. Tras varios meses de teletrabajo y aplicando medidas de higiene y distanciamiento social en el empleo presencial, el diseño de oficinas se ha readaptado a la nueva realidad, que pasa por la aplicación de modelos híbridos que combinen entornos corporativos más flexibles y polivalentes con el trabajo en remoto.
Ese nuevo modelo de oficina pospandemia tenderá a parecerse a los actuales espacios de coworking, que se han erigido en los últimos años como una opción para que autónomos, pymes y startups cuenten con todas las comodidades de una oficina, aunque con un menor coste y con la posibilidad de establecer colaboraciones y sinergias con otros negocios que comparten el mismo espacio.
Pese a que ambos conceptos se parecen, los centros tradicionales de trabajo tienen todavía un largo camino por delante para adaptarse a las nuevas necesidades corporativas, para lo que podrían tomar como referencia el diseño de los espacios compartidos, aunque con unas necesidades tecnológicas y de recursos humanos diferentes, según los despachos de arquitectura y consultores de espacios consultados por Business Insider España.
«La oficina de las personas aisladas en despachos, cada uno en su reducto, ya finalizó hace muchísimo tiempo«, asegura Carlos Lamela, cofundador y presidente ejecutivo de Estudio Lamela, que señala que el futuro de los espacios de trabajo pasa por la flexibilidad total. «Vamos hacia un modelo mucho más participativo, mucho más flexible y mucho más integrado», explica.
Lamela destaca que el uso compartido de espacios, mobiliario e instalaciones redunda en una mayor eficacia para las oficinas, siguiendo el ejemplo de los coworking. «Para una persona que no necesita una estructura permanente puede ser la solución compartir elementos de reprografía, compartir salas de reuniones e incluso compartir el pool de secretarios o traductores», añade.

Espacios híbridos y coworking
Teo Manzano, director de Marketing y Desarrollo de Producto de Steelcase Iberia, una multinacional que ofrece un servicio integral de consultoría del espacio de trabajo, también destaca la utilidad de los espacios de coworking. «Esta pandemia también ha puesto de manifiesto que hay algunas personas que no tienen en su casa los recursos, el espacio o las herramientas necesarias para poder hacer su trabajo adecuadamente, por eso los espacios satélite han demostrado que pueden tener una funcionalidad muy buena», afirma.
Manzano señala que su diseño marca el camino a las nuevas oficinas. «Han sido pioneros en la utilización de un diseño más abierto, más biofílico, también apostando mucho por la colaboración entre las personas que asisten a sus centros de trabajo, para de alguna manera hacer lo que se denomina polinización cruzada, personas con distintos perfiles profesionales que se complementan, y eso también muchas veces se busca replicarlo en la empresa», detalla. 
«Si hasta hace poco, el diseño de las oficinas estaba condicionado por el pragmatismo y el número de personas por metro cuadrado, desde un análisis de coste y productividad, tras la tendencia al alza del coworking, el enfoque es mucho más experiencial», destaca Soledat Berbegal, consejera y directora de reputación de marca de Actiu —una empresa alicantina dedicada al mobiliario de oficina—, resaltando la importancia de los espacios híbridos.

Ir arriba